Sistemas solares

Los paneles solares y el sector de la horticultura en invernadero

Los invernaderos y sus áreas de trabajo generalmente tienen grandes superficies de tejado. Una superficie de tejado dotada de paneles solares proporciona una función adicional, permitiendo que la granja produzca energía sostenible, con ajustes limitados y un notable ahorro en costes energéticos.

Energía solar

Un panel solar, también conocido como panel fotovoltaico, comprende unas 40 a 80 células solares. Una célula solar es una planta de energía en miniatura que convierte la luz solar que recibe en energía eléctrica. La energía eléctrica se pasa de corriente continua a corriente alterna (230 V) a través de un convertidor. Este puede conectarse a un enchufe normal para transmitir su energía a la red eléctrica. La electricidad se puede utilizar inmediatamente y la no utilizada se puede enviar a la red eléctrica.

Desarrollo

Debets Schalke se dedicó muy pronto a la aplicación de diversos sistemas de paneles solares. Debido a sus muchos años de experiencia con los invernaderos, la aplicación de los paneles solares fue muy meditada. Debets Schalke puede dotar invernaderos, graneros y espacios de trabajo de paneles solares integrados. Los paneles solares también pueden integrarse en una cubierta de encargo o una cubierta de tipo sándwich.

Rendimiento de la energía generada propia

Teniendo en cuenta el aumento previsto de los precios de la energía, la inversión en la producción propia de energía es cada vez más atractiva. Muchas compañías eléctricas compensarán la energía producida por el horticultor con su electricidad consumida, a la misma tarifa que la energía adquirida, sin limitación (cobrando o comprando el saldo neto).
Las diversas oportunidades disponibles de desgravación fiscal de la inversión también hacen de una instalación de paneles solares una propuesta interesante.