Estrategia

Debets Schalke se esfuerza por lograr un crecimiento controlado, orgánico y basado en adquisiciones. Su política se centra en la mejora continua de su posición competitiva global. El análisis y ahorro de costes, así como la alta calidad, son componentes esenciales en este sentido. Por lo tanto, las inversiones están orientadas a la innovación y a la mejora de los invernaderos y sus instalaciones técnicas. El objetivo de Debets Schalke es actuar en todo

Requisitos previos de la estrategia:

  • inversión en profesionalidad, dando a los empleados espacio para crecer
  • calidad óptima
  • política de calidad crítica
  • alojamiento basado en una logística sólida
  • colaboración con socios locales fiables
  • red internacional eficaz
  • logística eficiente y excelente